Horno de Heat Soak Test — Humam

El HST es actualmente el único “test de calidad” eficaz (en más de un 90%) para evitar la rotura espontánea. Se basa en el calentamiento del vidrio durante horas a unos 280 ºC, de modo que se acelera la transformación de sulfuro del Níquel (NiS) de alfa a beta y eliminar, en consecuencia, los vidrios contaminados.

Heat Soak Test
Heat Soak Test Furnace

Actualmente es el único “test de calidad” eficaz (en más de un 90%) para evitar la rotura espontánea.

La inclusión de sulfuro de níquel, es a menudo el culpable expreso de provocar la rotura espontánea. Si en la mitad del espesor del vidrio, en el punto de origen de la fractura, se encuentra la presencia de una pequeña inclusión esférica de color oscuro o dorado, es probable que la causa de la rotura sea el Sulfuro de Níquel.

La rotura debida al sulfuro de níquel fue documentada por primera vez el año 1962 en relación a un enorme edificio australiano. Actualmente, los productores de vidrio responsables prestan extrema atención a una potencial contaminación de níquel en la materia prima.

Si se debe usar un templado completo, se puede entonces utilizar un tratamiento térmico (HST) para reducir la rotura espontánea por NiS. Este es un largo proceso secundario que consiste en eliminar la mayor parte, pero no toda, de la inclusión de sulfuro de níquel, provocando una mínima pérdida de templado.