Como Director Técnico Comercial de AriesGlass, Francisco Bono, ha tenido el privilegio de explorar numerosas instalaciones industriales que están a la vanguardia del diseño y la fabricación de vidrio. Pero, recientemente, una experiencia destacó sobre todas ellas: la visita a la factoría de Sedak.

Desde el momento en que cruzamos las puertas de Sedak, fue evidente que estábamos entrando en un reino de innovación y precisión. La factoría es un testimonio del ingenio humano, donde la tecnología más avanzada y los controles de calidad rigurosos se unen para crear vidrios arquitectónicos de hasta 3,6×20 metros, dimensiones que desafían los límites de lo imaginable.

Proceso de producción en Sedak. Eficiencia y precisión

Francisco Bono, de Aries junto a Markus Bühler, jefe de automatización de la producción en Sedak

El proceso de producción, un ballet mecánico totalmente automatizado, no es solo un espectáculo para la vista, sino también un hito de la eficiencia y la precisión. Cada paso, desde la manipulación hasta la inspección del vidrio, es un testimonio del compromiso de Sedak con la excelencia.

Para una empresa como Aries, donde nos esforzamos por ofrecer soluciones de vidrio que marcan la diferencia, ver este nivel de dedicación fue profundamente inspirador.

Mi visita no solo superó mis expectativas, sino que redefinió mi comprensión de lo que es posible en la manufactura del vidrio.

Sedak no es solo diferente; es pionera, llevando el estándar de los proyectos arquitectónicos a alturas sin precedentes. Su enfoque en vidrios especiales y de grandes dimensiones es una muestra clara de que están marcando el paso a seguir en la industria.

Visita a las instalaciones de Sedak

Esta experiencia fue aún más memorable gracias a la cálida acogida de Markus Bühler, jefe de automatización de la producción en Sedak.

Su amabilidad y disposición para compartir su tiempo y conocimientos fueron excepcionales. Además, tener la oportunidad de recorrer la factoría con mi hijo Paco, viendo su asombro y curiosidad, fue un recordatorio personal de que la pasión por la ingeniería y la innovación puede ser contagiosa.

Por razones de confidencialidad y respeto al secreto industrial de Sedak, no puedo revelar detalles del interior de la planta. Esta política no solo protege la propiedad intelectual de Sedak sino que también refuerza la importancia de la confianza y el respeto mutuo en colaboraciones como la nuestra en Aries.

Reflexionando sobre esta experiencia, me siento agradecido y motivado. En Aries, compartimos muchos de los valores que vi encarnados en Sedak: una pasión por la perfección, un impulso hacia la innovación y un compromiso con la calidad suprema.

Esta visita ha fortalecido mi convicción en la importancia de la colaboración entre líderes de la industria para impulsar el sobre la excelencia en todos nuestros proyectos futuros.

A medida que Aries sigue adelante, llevamos con nosotros la inspiración y las lecciones aprendidas de nuestra visita a Sedak.

Con socios como ellos, y con un enfoque inquebrantable en la vanguardia de la tecnología del vidrio, estamos listos para alcanzar nuevas alturas y desafiar las fronteras de la arquitectura moderna.

La innovación es, después de todo, una visión compartida, y cada encuentro como este nos acerca un paso más a realizar nuestros sueños más ambiciosos.

AriesGlass